17 octubre 2014

CÓMO HACER VIRUTAS DE COCHOLATE



Decoración socorrida donde las haya, la uso mucho, sobre todo para tapar aquellas imperfecciones que deja la espátula tras de si al extender la crema sobre una tarta... upssss, ¡se me escapó!
Si me preguntáis por lo que acabo de soltar, lo negaré siempre, siempre... que yo las virutillas estas las uso porque quedan monísimas de la muerte, esa siempre será mi versión oficial, jajaja.

Así que me he propuesto enseñaros cómo hacer unas virutas de chocolate de forma fácil o cómo engañar al ojo para que no se vea la torpeza con la espátula... que otra posibilidad es tirar de manga pastelera (o combinar ambas) y hacer decoraciones sobre la cobertura, pero eso lo dejamos para otro día.






Si seguís los pasos que os voy a mostrar, podréis hacer las virutas de cocholate en casa sin necesidad de tener que comprarlas.

Para hacer las virutas tenemos varias opciones, yo uso 2 dependiendo del tiempo de que disponga.

Si tengo prisa, cojo un trozo de cocholate y lo paso por la cuchilla de la mandolina.
Si es verano y hace calor, normalmente es suficiente con deslizar el trozo de cocholate sobre la cuchilla y te salen unas virutillas la mar de "apañás".
Pero si el cocholate está duro como una piedra tendrás que darle un toque de micro (nada, un par de segundos a potencia baja) si queréis que salga algo decente. Véase este Tiramisú como ejemplo de cómo quedan estas virutas.

Si tengo tiempo y puedo prepararlas con antelación, sigo los pasos que detallo a continuación.

1. Derretir el cocholate- trocear a cuchillo o picar con procesador de alimentos 100 gr de cocholate para fundir. Para derretirlo puedes usar un baño maría o el micro. Suelo usar el micro por rapidez, dando golpes cortos de calor a baja potencia, por ejemplo de 20 en 20 segundos a 450W y moviéndolo cada vez hasta que esté derretido por completo.




2. Esperar unos minutos- para que baje un poco la temperatura de nuestro cocholate, moviendo con una espátula de vez en cuando. La foto que pongo a continuación no se corresponde con el momento meneo del cocholate, pero quería que vieseis lo mono que es mi nuevo delantal (made in Arcos, por "la mami" que me trajo al mundo).




3. Verter el cocholate sobre una superficie metálica- una bandeja metálica va bien porque el metal es conductor de la temperatura y la cuchilla/espátula se desliza relativamente fácil para hacer la viruta.
He usado la bandeja plana de ikea para hornear galletas (qué socorrido es el jodío fantástico ikea).




4. Extender el cocholate- con ayuda de una espátula extender el cocholate sobre la bandeja hasta conseguir una capa lo más fina posible, aplícate que de esto depende el resultado.




5. Reposo- dejar el cocholate extendido a temperatura ambiente que se vaya solidificando por si solo, por supuesto este tiempo puede variar dependiendo de la estación del año y el frío que haga.




6. Dar un golpe de frío- introducir unos minutos en el frigorífico para que se solidifique del todo, que una ayudita nunca viene mal, pero sólo lo justo para que no quede blandurrio, no saldrían las virutas.

7. Sacar del frigorífico- deslizar una cuchilla o una espátula (yo he usado un rascavidrios) sobre la superficie de la bandeja metálica para obtener nuestras virutas. Ten en cuenta que si usas un rascavidrios y la cuchilla es muy nueva puede quedarse un poco atascada y arañar la superficie de la bandeja. También puedes utilizar una espátula de las que usan los pintores... ¡nueva claro!




Si el cocholate está demasiado frío/duro (mucho tiempo en el frigo) las virutas saldrán de esta guisa...




Deja que tome temperatura, pero sin que se vuelva blando de nuevo, al deslizar la cuchilla saldrá algo como esto... (ten en cuenta que si hace calor deberás repetir la operación frigo/temperatura ambiente conforme vayas haciendo virutas).




Con cualquiera de las 2 opciones consigues unas monísimas virutas para decorar tus creaciones pasteleras.


No es que mi espátula se vuelva rebelde cuando cubro una tarta y tenga que disimular los fallitos, nada de eso, que es que me encanta cómo quedan estas virutas cubriendo un layer cake o unos cupcakes... ¡no me digáis que no! dan un look de lo más apetitoso.




Nos vemos pronto Churretos@s.


Besos.


Raquel

11 comentarios:

  1. Ay me encantan estos posts de truquis!! Esto es genial nunca lo he probado! Y quedan fenomenal, súper profesionales oye! Los dos, los del modo rápido y el más sofisticado. Tengo que hacerlo pero igual me los como a puñaos.
    Y el delantal!!!! Tu madre que se dedique ya a la venta online de delantales de Arcos. Yo le compro uno. Es monérrimo.

    Besos mil

    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
  2. MMMmmm que forma tan fácil de hacerlas :) Siempre vienen bien estos truquillos. Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Un paso a paso genial, lo llevare a cabo en la próxima tarta que haga, y el delantal precioso, veo que hay mas de una manitas en la familia, un besazo y que pases un buen finde.

    ResponderEliminar
  4. Que bien nos van a venir ,pero vamos a necesitar muuuuchas ja ja.
    No sabia que eras tan fáciles ,ahora a practicar.
    Un besito
    Lourdes

    ResponderEliminar
  5. Muy buena aportación, me quedo con ella. Besitos guapa y gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Raquel me encantan esta entrada y la pondré en practica, ademas es mas facil de lo que pensaba
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  7. Súper interesante y útil :)
    besos

    ResponderEliminar
  8. Raquel eres un genio, espero que sean tan fáciles como parecen viendotelas hacer a ti.un besico

    ResponderEliminar
  9. Muy guays esas virutillas teniendo tiempo!! yo siempre uso el paso A, no tengo tiempo jaja y uso mi pelapatatas para sacar las virutas!! Por cierto el delantal de la mami es precioso también!!
    Un beso!!
    P.D: Nos veremos asaltando Cádiz!!
    Ana

    ResponderEliminar
  10. Adoro estas sugestões tão práticas, ficaram lindos.

    bjs

    ResponderEliminar
  11. Unas virutas preciosas, pero ... lo siento, lo más precioso de la entrada de hoy es EL DELANTAL, madre mía que cosa más bonita, me encanta, y el color es divino, vamos ... vamos ... que tu madre te ha "robado" todo el protagonismo, jajajaja.

    Otra cosa ... ¿Sabes la de viajes que llevo dados al IKEA y nunca tienen estas bandejas? me tienen frita, el día que vaya y las tengan hago una fiesta !!!

    Besotes churretosa

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión cada uno de vuestros comentarios.
Bienvenidos al Club de los Churretos@s!!!
Besos.

Raquel